Nuestro derecho es Ley

Las últimas semanas fueron claves: cómo se cerró el círculo de indecisos que otra vez ponían en riesgo la ley de interrupción voluntaria del embarazo. El trabajo para descomprimir un triunfo ajustado fue la real politik. El Senado aprobó la ampliación de derechos pero la vigilia no termina: queda acompañar su reglamentación y a las mujeres de América Latina y el Caribe que ven lo que pasa en la Argentina como una oportunidad para avanzar cien años y lograr un cambio de paradigma total.

Argentina: legalizar el aborto también es un tema de desigualdad

Cuatro días después de que la Cámara de Senadores de Argentina rechazara la interrupción voluntaria del embarazo en 2018, Liz, una mujer de 34 años y madre de un niño de dos, falleció luego de haber intentado abortar introduciendo un tallo de perejil en su vagina. Vivía en una zona pobre del conurbano bonaerense, en los suburbios de la Ciudad de Buenos Aires. Llegó al hospital con una hemorragia y una infección generalizada. Intentaron salvarla, le extirparon el útero, pero no lo lograron. Murió el lunes 13 de agosto de 2018.

Las mujeres y las regiones fronterizas latinoamericanas

Las experiencias de las mujeres en las fronteras vienen generando un interés creciente, alentado por los enfoques críticos en las ciencias sociales y el activismo feminista. En ese marco, es posible echar luz sobre las dinámicas circulatorias fronterizas, la violencia de género y el imperativo de marcar el cuerpo de las mujeres en las áreas limítrofes latinoamericanas. Pero también sobre los contradictorios procesos de sobrecarga productiva y reproductiva femenina, y su vinculación con la articulación de una agencia transfronteriza.

Violencia machista: 143 femicidios en los primeros seis meses del 2020

Las cifras que deberían sorprender, no lo hacen. Año tras año se repite la violencia de género que mata. De enero a junio de este año, 143 femicidios registró el Observatorio Mumala en base a las notas en medios gráficos y digitales. Pese a las políticas públicas y las vías de denuncia, hubo una víctima por violencia machista cada 29 horas y 135 intentos de femicidios.