Las vacunas deben ser un bien común para la humanidad

Según los informes, casi tres millones de personas han muerto debido al nuevo coronavirus (Sar-CoV-2) y más de 128 millones han sido infectadas por él, muchas de ellas con secuelas de salud a largo plazo. Hasta ahora, alrededor de 1,5% de la población mundial de 7.700 millones de personas ha sido vacunada, pero el 80% de ellxs están en solo diez países. En febrero, el Instituto Tricontinental de Investigación Social advirtió sobre el “apartheid médico” que se ha ido configurando con el despliegue de las vacunas.

Escándalo, teorías conspiranoides y festejantes

No hacía falta el escándalo desatado el viernes, al que habrá referencia sobre el cierre de estas líneas, para acordar que hay signos preocupantes en la marcha oficial.

La pregunta, y su complicada respuesta, es qué intensidad se les otorga a hechos en particular y, sobre todo, cómo se los vincula con la caracterización general no sólo del Gobierno, sino de la etapa que vive nuestra aldea y el mundo global.

Vacunas: un mundo más desigual emerge

La carrera por las vacunas está entrando en una nueva fasemás ligada a la producción y distribución masivas a escala planetaria, y ya podemos afirmar que los beneficios de las primeras vacunas que se encuentran disponibles en el mercado están muy lejos de ser igualmente distribuidas en función de las necesidades de las poblaciones, incluso sabiendo que no es posible librarnos de la pandemia de Covid-19 si el 70% de la población mundial no se inmuniza.

COVID-19: Vacunas y desigualdad

En la OMC se continúa debatiendo una propuesta impulsada por India y Sudáfrica para suspender los derechos de propiedad intelectual en medicamentos, vacunas y otras tecnologías médicas vinculadas con la COVID-19, con el objetivo de facilitar su acceso. ¿Cómo afectan este tipo de restricciones a la producción y comercialización de medicamentos en el marco de una emergencia de salud mundial?

La peor vacuna es la que no se aplica

Se acerca el fin de año pandémico y el vacunómetro explota. Gobiernos, farmacéuticas, científicxs, trabajadores de la salud y empresarios están en vilo, incluso nosotroxs, que jamás nos detuvimos a pensar cómo se desarrollaron las fórmulas de las que llevamos en nuestros cuerpos. Nadia Luna actualiza el estado de los principales proyectos y traza el mapa de la nueva tensión geopolítica. Qué tiene que ver esta vacuna con la viruela y con la llegada a la Luna.