Democracia con pleno protagonismo popular


Las protestas que se repiten en distintos lugares del mundo, incluido nuestro país, tienen en común que se conjugan desde el delirio y el odio y que tienen un carácter destituyente y golpista, no en el sentido tradicional del golpe militar sino del desconocimiento de la ley y la democracia. Las premisas de las protestas desconocen las evidencias de la pandemia que afecta al común de la sociedad, tienen brotes neofascistas y preparan un tipo de orden autoritario delirante.

En nuestro país son manifestaciones contra la cuarentena, la reforma judicial, el aporte extraordinario a las grandes riquezas, entre otras, o exigiendo la represión ante las tomas de tierra en lugar de la solución de fondo del problema.

Las movilizaciones de la policía bonaerense, aún conteniendo lícitos reclamos, recordaron el sentido del golpe ejecutado en Bolivia; éste accionar, de carácter sedicioso, debe ser investigado y que lleve a sancionar a quienes impulsaron la asonada frente a la quinta de Olivos y la casa del gobernador de la Provincia de Buenos Aires.

En este contexto repudiamos las declaraciones del ministro Berni, defendiendo las políticas represivas, y las recientes contra los organismos de los Derechos Humanos.

El neoliberalismo en su tramo actual, no conjuga su régimen con la democracia.

Es el escenario de una escalada continuada, fogoneada por un odio muy trabajado en los años macristas, articulado alrededor del fantasma del “robo kirchnerista“; es la consigna de “yo puedo hacer lo que quiero”, sin prestar atención, en plena pandemia, a los expertos en salud; es sacrificial y homicida, se fundamenta en la idea de la libertad en abstractoque se contrapone a la salud pública.

Es basándose en esos métodos que la ex ministra Bullrich, quien condecoró la “mano dura” en su gestión, publicita su fuerza política, como alternativa de gobierno.

Las medidas monetarias-financieras adoptadas por el gobierno en éstos días, luego del cierre exitoso del canje de la deuda, sobre “el indomable dólar” (asunto vinculado a temas históricos, culturales, de evasión impositiva, mercado paralelo, etc.), provocaron pronósticos de tempestades inflacionarias, reclamos del capital concentrado en contra de los precios máximos, presionando sobre posibles mermas en el abastecimiento de productos en las góndolas, y diversas visiones apocalípticas. Se conjuga así una operación desestabilizadora sobre el gobierno nacional.

Valoramos el llamado de la Internacional Progresista, convocando a todas las fuerzas progresistas del mundo a “actuar con rapidez y decisión ante una crisis sanitaria de la pandemia que se profundiza y que ha acelerado una crisis de procesos democráticos en diversas partes del mundo“.

Se hace imperioso, cómo hemos señalado en otras ocasiones, fortalecer el campo popular, la coordinación y el accionar del movimiento obrero, de las organizaciones sociales, culturales, estudiantiles y de coordinadoras barriales, en defensa de la DEMOCRACIA, y de la voluntad popular.

 

Tesis 11 -  20 devseptiembre de 2020

Noticias relacionadas

Alejandro Galliano. El partido había terminado y la hinchada pedía a coro la renuncia del director técnico. Este se...
Francisco J. Cantamutto * (Especial para sitio IADE-RE) | Comentario del libro “Covid-19 y derechos...

Compartir en