50 años de RE: "Materiales básicos para la comprensión de la economía y para la investigación en ciencias sociales"

Guillermo Vitelli *

Son muchas las alegrías que generan los cincuenta años de Realidad Económica. Su permanencia, continua en las ciencias sociales de Argentina es un hecho absolutamente halagüeño y positivo. Sólo un puñado de publicaciones científicas transitó una estabilidad semejante, que permitió la formación y difusión de materiales esenciales para desentrañar innumerables ejes temáticos del devenir argentino y para ordenar y comprender la evolución de la sociedad, la economía y la política en Argentina.

Su persistencia y continuidad se diferencian notoriamente de la historia argentina, que transitó innumerables rupturas, siempre destructivas, expresadas en quiebres institucionales, promovidos por golpes civiles – militares e implementados por dictaduras violadoras de los derechos humanos. También Argentina internalizó desindustrializaciones promovidas por las autoridades políticas y económicas como las de la segunda mitad de los años ´70, la de la década de los años ´90 y la reciente, acaecida durante el último gobierno neoliberal, monetarista que discontinuaron y destruyeron acumulaciones de capital y de organizaciones. En esos momentos se destruyeron siempre bases de infraestructura física, económica y de conocimientos.

Las páginas de Realidad Económica contienen innumerables trabajos explicando las génesis y consecuencias de esos quiebres y pérdidas de acervos de capital, que degradaron la vida cotidiana y los ingresos y empleos de la población. En sus divulgaciones radica una de las virtudes de la continuidad y la permanencia de Realidad Económica y sus aportes esenciales: desde sus páginas se promovió la democracia representativa, se denunciaron las violaciones a los derechos humanos y se promovieron repetidamente la industrialización, la expansión y el conocimiento de las producciones agropecuarias, los modos del desarrollo tecnológico y la formación de bases de infraestructura física y educativa como ejes ineludibles del desarrollo económico y social de Argentina. Se criticaron siempre los planteos sobre simplificadores y primitivos que han basado y basan sus diagnósticos y propuestas de corrección de la economía sobre restricciones lineales de la moneda local y del gasto público, e incluso sobre la eliminación de la moneda local, y que durante su aplicación provocaron regresiones significativas en los ingresos y en el bienestar de la población, pérdidas de bases productivas y de conocimientos, al desencadenar quiebres perversos en el devenir de nuestra sociedad.

También las páginas de Realidad Económica se abrieron al pensamiento y la explicación de otras economías latinoamericanas y mundiales y que sirven, desde el cotejo, para entender las evoluciones de Argentina.

Realidad Económica poseyó esas dos continuidades, esenciales y positivas. Cincuenta años de publicación constante, entregando materiales básicos para la comprensión de la economía argentina y para la investigación en ciencias sociales. También estructuró, siempre, líneas de pensamiento que, de haber sido ejes de sustento de las políticas económicas y sociales, hubieran posicionado a Argentina en umbrales de bienestar superiores a los que actualmente se encuentra. Y ambas continuidades ocurrieron siempre preservándose una cualidad no repetida por muchas otras publicaciones: se cumplieron rigurosamente los tiempos previstos y prometidos de lanzamiento de cada ejemplar de la revista.

Otro de los atributos esenciales de Realidad Económica es que entregó, desde sus tapas y sus páginas, ilustraciones que constituyen lecturas de enorme utilidad de Argentina y que merecen, sin duda, ser parte de un volumen que los integre y divulgue como forma de leer la historia argentina desde un modo no frecuente.

Por último merecen un enorme reconocimiento los padres fundadores de Realidad Económica y las instituciones que la sustentaron y que dieron continuidad y vigencia también al Instituto Argentino para el Desarrollo Económico, IADE. La capacidad de gestión no es un atributo promovido y abundante en Argentina. Pero en el IADE existió desde sus inicios. Igualmente es un hecho en extremo positivo el recambio generacional que constantemente se promueve en el Instituto y que seguramente dará continuidad, por muchísimas décadas, más a Realidad Económica.

* Economista y ex vicepresidente del IADE / Noviembre 2020.

Noticias relacionadas

Pablo Imen *. “Ha marcado un camino, una trayectoria valiosa en la producción de análisis y teoría critica para
Jorge Francisco Cholvis * . Cuantos sucesos ocurridos en estos últimos 50 años y Realidad Económica es ventana para conocerlo

Compartir en