Shock distributivo

Horacio Rovelli * (Especial para sitio IADE-RE) | “El principal objetivo es modificar la presente matriz distributiva como forma de confrontar con la vigente estrategia de la desigualdad”.

A mediados de mayo 2021 la soja cotiza a 542,69 dólares la tonelada en el mercado de Chicago (EEUU), con respecto a diciembre de 2019 que valía 344,57 dólares creció un 57,5% en esa moneda. En referencia al trigo y al maíz, la cotización de la tonelada de trigo es de 247,38 dólares, con respecto a diciembre 2019 (que era de 177,52 dólares) creció en un 39,6% en dólares y, de 246,28 dólares para el maíz, precio que se incrementó con respecto a diciembre 2019 que valía 152,95 dólares la tonelada, en un 61% en dólares

Según informó el INDEC, en el año 2020 el kilo de pollo aumentó su precio en un 54%, de $ 107 a $ 161. Casi lo mismo que la carne de vaca, en este caso al exportarse toda la res, el precio interno se incrementó de sobre manera, reduciendo el consumo per cápita de esa carne en la Argentina a solo 50,1kgms por habitante, el más bajo de los últimos cien años y, paralelamente, se exportaron casi un millón de toneladas de carne vacuna, la mayor cantidad de toneladas exportada de toda nuestra historia

La pregunta obligada es como puede ser posible que según el INDEC el precio de los alimentos, y bebidas no alcohólicas a marzo de 2021 anualizadas (comparadas con abril 2020) se incrementaron en un 44,8% y, el PIB descendió un 9,9% en el año 2020 (y la recuperación es muy lenta), con semejante descenso del nivel de actividad no podrían subir los precios y menos como lo hicieron. La explicación es que el ajuste interno permite aumentar los saldos exportables y solo se vende al mercado interno si se iguala el precio, generando una ganancia extraordinaria a los grandes productores y comercializadores. La diferencia abismal es que el salario mensual promedio en Europa central es de 3.500 euros[1] y en la Argentina es de solo 730 dólares a abril 2021.

Obviamente lo primero que se debe hacer es desacoplar los precios internos de los internacionales  y para ello:

a) Se debe frenar con la constante devaluación de nuestra moneda, el dólar comercial fijado por el Banco de la Nación Argentina valía $ 62 el 10 de diciembre de 2019 y a mediados de mayo 2021 a $ 99,50, depreciando nuestra moneda en un 60,5%.  Cuando la devaluación la había hecho el gobierno de Cambiemos cuando ajustó el tipo de cambio entre fines de abril y fines de julio de 2018 en un 100%, no se requiere de mayor devaluación, al contrario se requiere de recuperar el valor del peso.  Néstor Kirchner cuando asumió el 25 de mayo de 2003, el dólar oficial estaba a $ 3,50.- y cuando dejó de ser Presidente de la República, el 9 de diciembre de 2007, el dólar oficial valía $ 3,22.-  Revalorizó nuestra moneda y con ello los activos y el trabajo argentino.

b) Se deben aumentar fuertemente los Derechos de Exportación (retenciones) que es del 30% para la soja y para los demás granos y carnes es del 12%, de esa manera se desacoplan los precios y el Estado nacional obtiene mayores recursos de las exportaciones

c) Se debe imponer un cupo máximo de exportaciones para resguardar el mercado local.

Modelo extractivista, agropecuario exportador

El gobierno de Cambiemos reinstauró el modelo extractivista, agropecuario exportador y para ello enriqueció al sector mediante la deuda y su fuga, a la vez que dicha deuda condiciona toda la economía al obligarla a obtener divisas para pagarla, cambiando el eje de la acumulación, que debe ser el mercado interno.

De seguir por este camino tendremos a los grandes exportadores como los principales beneficiados y, una creciente tasa de desocupación y pobreza por falta de trabajo y producción al compás que se reduce el mercado interno argentino.

Si cumplir con la deuda es el pretexto para garantizar ese modelo hacía afuera, se debe suspender toda negociación de la deuda y, paralelamente, auditar a los grandes compradores de dólares de los cuatro años de la gestión de Cambiemos en base al Informe “Mercado de cambios, deuda y formación de activos externos, 2015-2019” del BCRA. Por medio del Decreto 239/2021 la Procuración del Tesoro de la Nación se constituye en parte querellante en la causa N° 3561/2019 “Macri Mauricio y otros s/ defraudación por administración fraudulenta y defraudación contra la administración pública”, en trámite ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 5 de la CABA y coadyuve en la promoción de la acción penal con el fin de determinar a las presuntas y los presuntos responsables de los delitos de acción pública que en ese proceso se investigan y que podrían haber damnificado al Estado Nacional. Pero que la querella no sea solo contra los funcionarios que hicieron posible el endeudamiento y su fuga en la gestión de Cambiemos, sino que debe extenderse a las personas físicas y jurídicas que se beneficiaron con esa práctica.  El Informe de marras dice que siete millones de personas físicas y jurídicas compraron 86.200 millones de dólares, pero los 100 primeros compradores lo hicieron por 24.769 millones de dólares, según afirma el Informe.  Bien hay que llamar a los titulares de esas cien firmas y decirle señores ustedes no pagaron impuesto a las ganancias por el monto de dólares que compraron,  de donde extrajeron esa suma, con lo cual se logra hacer, además, un avance sobre las contabilidades paralelas y la evasión tributaria.

Objetivos

El principal objetivo es modificar la presente matriz distributiva como forma de confrontar con la vigente estrategia de la desigualdad. El problema argentino es la vigencia de un cuadro simultáneo de extrema pobreza, extrema riqueza y destrucción estructural de su capacidad productiva

El problema en la Argentina no son los pobres, sino los ricos que se asientan básicamente en la renta agropecuaria y minera para vender al exterior, siendo funcionales a una Argentina que se integra como mero proveedor de alimentos y materias primas, que generan muy poco trabajo y de baja calidad.

Para ello se debe:

1) Fijar el Salario Mínimo Vital y Móvil por los valores correspondientes a la canasta que define la línea de pobreza establecida por el INDEC.

El Salario Mínimo Vital y Móvil se encuentra abril 2021 en el orden de los $21.600 por mes. Se acordó en 2021 otro 35% pero esta vez en siete tramos y con una revisión en septiembre 2021. Por lo que se elevará un 9% en abril ($23.544.-), 4% en mayo, 4% en junio, 3% en julio, 5% en septiembre, 5% en noviembre y un 5% final en febrero de 2022, para llegar a ser de $ 29.160.-     (con una cláusula de revisión en septiembre), cuando para superar la línea de pobreza, es necesario un ingreso de $60.874. en marzo 2021 (Canasta Básica Total)

Igual trato se debe hacer con las jubilaciones y pensiones que en abril 2021 es de un haber mensual de $ 20.571, más un adicional de $ 1.500.- = $ 22.071 para marzo/2021y, con el aumento del 12,9% será en Junio 2021 de $ 23.064.- por mes.

2) Plan de Obra Pública que es imprescindible para disminuir drásticamente el flagelo de la desocupación y poner en marcha la reactivación de la economía argentina.  Este plan de construcción tendrá dos componentes fundamentales: el primero consiste en la construcción de viviendas populares y el apoyo a planes de autoconstrucción, mientras que el segundo está basado en la obra pública, especialmente en la construcción vial. Este último componente implica dar por terminada las concesiones de los corredores viales al capital privado que tienen un elevadísimo costo fiscal, escasa inversión y un régimen que ha sido sistemáticamente manipulado a favor de los concesionarios.

Emilio Pérsico sostiene que para ello debe ampliarse el programa “Potenciar Trabajo” (que hoy lo integran 870 mil personas),  y que pueden construirse 260 mil viviendas por año. “Hay 6 millones de trabajadores demandantes de trabajo y 4,5 millones en la informalidad que hay que blanquear a partir de un monotributo acorde

3) Utilizar la masa de Leliq (Letras de Liquidez del BCRA) que es dinero inmovilizado a 7 días de plazo, por el cual el BCRA paga una tasa del 38% anual y que a mediados de mayo supera los 2.200 mil millones de pesos ( es en pesos pero al tipo de cambio oficial son 23.000 millones de dólares), para que se dirija directamente a los sectores de la población que, principalmente está conformado por los beneficiarios del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) y los trabajadores y jubilados y pensionados que perciben remuneraciones por menos de la Canasta Básica Total y, a las pequeñas y medianas empresas y al Estado.  Para ello el Profesor Sergio Arelovich coordinador del Mirador de la Actualidad del Trabajo y la Economía (Mate), propone transformar el stock de LELIQS en stock de otro activo remunerado, a un plazo de un año y a una tasa mensual variable similar a la  tasa pasiva promedio, e ir liberando en cuotas tal tenencia, de ese modo y a una tasa regulada o administrada por el BCRA, el enorme stock de LELIQ se transformaría en un factor de financiamiento del trabajo y el consumo nacional.

Estado y planificación

Estamos en una situación desigual. De un lado, hay un proyecto de poder; del otro, solo economía de subsistencia.

Por lo tanto, se torna imprescindible tener un plan de gobierno que genere otro modelo que acumule capital en base al trabajo y la producción industrial y, para ello, es necesario que se incremente y diversifique la sustitución de importaciones y la canasta exportadora con un sesgo a favor de la producción de bienes industriales no tradicionales, con mayor contenido tecnológico local, ya sean nuevas o aquellas que surgieran de internalizar procesos de la cadena productiva que actualmente se realizan en los países destino.

Ese modelo industrial orientado el mercado interno debe ser financiado básicamente con los Derechos de Exportación, en lugar que la renta extraordinaria se la lleve una minoría que no alcanza a ser el 1% de la población, que la emplee el Estado para apuntalar el trabajo y la producción orientada al mercado interno.

En el marco del modelo extractivista, agropecuario exportador, las PyMes y micro empresas no tienen y no pueden tener capacidad de tejer una red productiva y distributiva independiente de las características antedichas de apropiación de rentas de los grandes empresarios, con lo que lejos está la posibilidad de constituir la mítica “burguesía nacional”

El cuadro referido exige de un preponderante rol del Estado y, las políticas que debe llevar a cabo, principalmente la de sustitución de importaciones, como la de mejorar la composición de las exportaciones en sus dos aspectos, uno como fuente de demanda o incrementando la productividad global de la economía, que depende de un conjunto de características estructurales de nuestro país, y el otro rol, como proveedores de financiamiento por la vía de obtención de divisas o por permitir sustituir con producción local las importaciones (ahorro de divisas), con el objetivo de superar definitivamente la limitación que implica la falta de divisas por fuga.

En lo que respecta a los déficits estructurales, con solo ver nuestra infraestructura vial, ferroviaria, marítima, de aviación, de riego, de uso de los ríos, de uso de los desechos químicos e industriales, explican por sí sólo el peso negativo que tienen los mismos en la red de producción, distribución y calidad de vida de la población. Los sectores dominantes pretenden que todo el costo de invertir y modernizar la infraestructura del país lo haga el Estado y/o se pague con el bajo precio de nuestra mano de obra y de los productos de los pequeños y medianos empresarios, mientras ellos se dedican a beneficiarse de la diferencial entre los precios que fijan y los costos que pagan.

No puede haber un destino nacional y común con el grado de pequeñez, de prebendarismo y de miopía de la burguesía que tenemos, y solo un Estado consciente, con un plan y asegurando la participación de la población (los canales y los instrumentos de participación), puede ponerle los límites y obligarlos a cumplir las leyes, a la vez que debe ser capaz de conducir a una sociedad más justa, más inclusiva y más igualitaria, y eso en nuestro país ha sucedido pocas veces, las más o son gobierno impuestos por los grandes empresarios o, son funcionales y temerosos del poder económico

Se necesita de un plan económico, de un Estado que discipline a las grandes empresas y que, se apoye en el pueblo, que lo convoque, que lo haga partícipe, para que seamos una República democrática y soberana.


[1] La cotización en mayo de 2021 es 1,21 dólares por un euro.

 

* Economista, profesor y miembro del Instituto Argentino para el Desarrollo Económico (IADE) | 14-05-2021.

Noticias relacionadas

Horacio Rovelli * (Especial para sitio IADE-RE) | “No es acordando con el FMI que se diseña un...
Horacio Rovelli * (Especial para sitio IADE-RE) | “El Estado, en cumplimiento de la Constitución...

Compartir en